martes, 11 de noviembre de 2014

Por higiene social NO DEBEMOS COMPRAR NADA HECHO EN CATALUÑA.

Franco, a quien tanto escuchamos lisonjear hasta la llegada de la democracia, era un gran cobarde. Por miedo a los particionistas, enriqueció desproporcionadamente a vascos y catalanes, llenándolos de privilegios en detrimento de las demás regiones. Particularmente, de Málaga, que el capitalismo barcelonés lleva combatiendo hace siglo y medio. Es un caso probado que el Vallés textil conspiró contra Intelhorce y lo saboteó a fondo, de modo que nos robaron 11.000 puestos de trabajo malagueños.

Presumen de una riqueza que es de todos nosotros, porque consiste en los impuestos al consumo que pagamos todos. Para acabar con la presunción insoportable y el complejo de superioridad de Mas, el cateto de ERC y secuaces, debemos dejar de comprar cuanto esté hecho en Cataluña, Desde el aceite que etiquetan  con nombre inglés (siendo principalmente jienense), hasta Tarradellas y el sucedáneo del champán. Hay que dejar de abonar los complejos de superioridad de los catalanes y charnegos con el síndrome de Estocolmo.
 
EN NAVIDAD, BRINDEMOS CON CHAMPÁN.
NO COMPREMOS NADA A CATALUÑA
Málaga se mueve
CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA
Twitter: @malagaporsi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada