lunes, 24 de noviembre de 2014

HAY QUE SER TONTO O PESEBRISTA PARA NO VER LA ADVERSIDAD DE LA JUNTA CONTRA MÁLAGA


Hoy, 24 de noviembre, los periódicos cuentan la nueva ocurrencia de la junta contra Málaga:

Alfonso Guerra ya ordenó -cuando era todopoderoso- que pararan y minimizaran Málaga, y hasta prohibió a los suyos que vinieran a veranear en nuestras costas.

33 años más tarde y aunque. aparentemente, Alfonso Guerra ya no manda, sigue el reflejo condicionado y el propósito de agredir a Málaga queda patente en todas las iniciativas y presupuestos de la junta ideada para beneficio de los sevillanos. Así como en las actuaciones del PSOE supuestamente malagueño. Ahora le ha dado por prohibir construir en extensos territorios de la Hoya, donde ya había aprobado el plan. La excusa: que funcionarios encerrados en confortables despachos sevillanos (pagados por Málaga en su mayor parte) consideran que son terrenos inundables; los que conocen a fondo el terreno y viven y sufren en él, habían elaborado el plan general, aprobado por la esa junta enemiga que ahora se desdice.

Para quien los presupuestos discriminadores e injustos contra Málaga no le digan nada, este atropello debería dejarle claro que la junta es un poder enemigo y, en realidad, es una fuerza de ocupación para la explotación colonial: Lo único que la junta busca aquí es rapiñar fondos malagueños para llevárselos a Sevilla a fin de alimentar la burocracia más enorme, inútil, torpe y chapucera de España y otros planetas.

La supuesta “autonomía” nos quitó la autonomía a los malagueños, que éramos mucho más libres dependiendo sólo de Madrid. SI NO ECHAMOS PRONTO A LA JUNTA, DESTRUIRÁN MÁLAGA. TIEMPO AL TIEMPO.

 Colabore con el CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA

malagaviva@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada