lunes, 10 de noviembre de 2014

LA ESTUPIDEZ IMPUESTA POR LA CIA: Latino"

William Hearst fue, muy probablemente, el principal inductor de la guerra Hispano-estadounidense que nos hizo perder Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Los periódicos de este gran manipulador, que Orson Weller caricaturizó magistralmente en Ciudadano Kane, pasaron muchos años difundiendo mentiras sobre España que indignaban a los ciudadanos de ese país. Muchos pensadores cultos hispanoamericanos, atribuyen siempre a las intrigas de Hearst la consagración de la Cia, la pantomima del hundimiento del Maine y la guerra consecuente, que tanta sangre nos costó a los españoles.

Curiosamente, una de las “homilías” antiespañolas de Hearst, predicaba dejar de llamar “españoles o hispanos” a los hispanoamericanos, sustituyendo por el gentilicio “latino”. Pasaron muchos años antes de que el mandato se impusiera en el continente, donde siendo la mayor parte de América, llaman “América” sólo a los EE.UU y ahora se denominan a sí mismos “América Latina” obedeciendo a la Cia que ellos tanto denuestan.


La propuesta de Hearst y el mandato de la Cia era para que los estadounidenses cambiasen belicosamente su vocabulario. Paradójicamente, el palabro (completamente inculto) ha sido adoptado con entusiasmo por los hispanoamericanos pero en EE. UU. siguen llamándolos “spanish”. Para diferenciar a los españoles de aquí, a nosotros nos llaman “spaniard”. Sólo recurren al “latino” para referencias raciales

Cuando una mulata o un amerindio afirma que “soy latino”, siempre le preguntamos en qué lugar del Lacio nació.  
Málaga se mueve
CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA
Twitter: @malagaporsi
Participa  malagaviva@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada