sábado, 14 de diciembre de 2013

DE MI ABUELA ANTEQUERANA: Mantecados de Canela

Los mantecados de Antequera, han estado en las mesas de mi familia desde que puedo recordar.
Es cierto que en otros lugares se elaboran también mantecados...
PERO COMO ESTOS DE MI ABUELA, NI HABLAR.

Mantecados de Canela
Ingredientes para unos 15-20 mantecados:
• 250 gr. de manteca de cerdo ibérico a temperatura ambiente (se puede comprar manteca de cerdo normal, pero la de cerdo ibérico le da bastante más sabor).
• 250 gr. de azúcar glas (usamos azúcar glas para que no queden restos de granillo en la masa y sea más fina).
• 500 gr. de harina de repostería.
• 2 cucharadas soperas de canela.
• Una pizca de nuez moscada (muy poca).
• 1 huevo M.
• Ajonjolí.

Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer es tostar la harina en el horno, a mi este paso, la primera vez que lo hice me daba un miedo tremendo, pero en realidad no es para tanto, lo importante es que la harina pierda toda la humedad, que siempre trae, aún estando en un paquete cerrado, para así conseguir la textura de los mantecados.
Cogemos una bandeja de horno y extendemos nuestra harina sobre ella, como si fuera una sábana, cubrimos y extendemos. Horneamos esta harina extendida a 150º C durante unos 30-40 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando y vigilando para que no se queme. (Este paso también se puede hacer en Thermomix, programando media hora a 100º y velocidad 3, sin poner el cubilete, para que la harina evapore la posible humedad).
Una vez pasado el tiempo de secado, la dejamos dentro del horno hasta que se enfríe completamente. Es recomendable que lo dejéis de un día para otro, así estaréis seguros de que está completamente fría.
En un lebrillito ponemos la manteca de cerdo ibérico (que previamente la tenemos a temperatura ambiente) y la mezclamos con el azúcar glas. La podéis hacer en KA o similar con el accesorio de pala o con una cuchara de madera, hasta que veáis que queda una textura de crema.
Ahora ponemos el resto de los ingredientes (menos el huevo y el ajonjolí) los mezclamos hasta que obtengamos una masa homogénea y que se despega del bol.
A continuación, ponemos un poco de harina más en la mesa de trabajo y vamos a estirar la masa, usando un rodillo. Yo usé mis reglas de corte, y un par de hojas de papel, para que que no se pegaran. El grosor que escogí fue el de 1 cm. para que quedaran unos mantecados finos. Usando un cortapastas redondo fui cortando cada uno de los mantecados y colocándolos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
Batimos el huevo y con un pincel los pintamos y espolvoreamos con ajonjolí.
Precalentamos el horno (sólo calor arriba) a temperatura máxima, y los horneamos en el centro durante no más de 5 minutos.
Una vez pasado ese tiempo, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez fríos los podemos envolver en papel de seda y mantener en una caja hermética y disfrutarlos estas Navidades

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada