lunes, 15 de diciembre de 2014

Guadalmedina. DELIRANTE PARQUE FLUVIAL


IU, si pudiera, pretendería convertir el Guadalmedina en un “parque fluvial” y hasta uno de sus miembros (universitario) asegura que nos denunciaría ante la Unión si  Málaga intentara cumplir su sueño secular del PASEO DEL GUADALMEDINA.


El Guadalmedina hace siglos que dejó de ser un río (sobre todo, a partir de la deforestación ordenada por los RR.CC.). Ni es un arroyo, Sería casi adecuado llamarlo “torrentera”, pero tampoco, porque actualmente el GUADALMEDINA ES SOLAMENTE EL DESAGÜE DE LA PRESA DEL LIMOSNERO. Es delirante y molesto que tengamos ese horroroso baldón en toda la mitad del medio de la ciudad, sólo para que lleve agua un total de tres o cuatro días al año, cuando hay que aliviar el Limosnero.


Los malagueños que nos hemos tomado la molestia de estudiar la historia de Málaga y revisar los numerosos archivos de que disponemos, sabemos que desviar el Guadalmedina y convertirlo en un paseo es una aspiración malagueña más que trisecular.


Ahora, el alcalde se sale con que “habría que embovedar algunos trechos, para facilitar las comunicaciones, dejando a partir del puente de Armiñán para Parque Fluvial”. Francisco de la Torre es una persona culta y se supone que conoce la historia de Málaga. No se puede comprender que incurra en la misma barbaridad que los de I:U: y PSOE, pues no hay espacio, ni bosquetes ni sotos, ni caudal de agua para un parque “fluvial”. De I.U. se comprende, porque siempre ansía utopías pues sabe que jamás gobernará o sólo lo hará como cómplica (ahora, de Susana), y del PSOE está claro que jamás aceptarían que Málaga disponga de un paseo tan rimbombante, cuando su plan eds que Málaga se detenga, se reduzca y, finalmente, desaparezca. Por eso, su dominada CIEDES hizo lka pantomima engañosa de un concurso dirigido a aplicar la política del PSOE al respecto, “premiando” al que es una especie de arquitecto oficial del PSOE. Ninguna de las “ideas” expuestas plor CIEDES era otra cosa que representaciones de la política del OSOE; ni una sola interpretaba el sentir secular malagueño.


PARQUE FLUVIAL ES UN PARQUE (como este de Algarrobo), NO UN CAUCE SECO NI UNIDIMENSIONAL.

En el tramo urbano del Guadalmedina no hay curso de agua que denunciar a la Unión ni árboles que cuidar ni conjunto ecológico, ni espacio para recrearlo. A lo mejor, podría pensarse en algunos pequeños parques fluviales más arriba del Limosnero.

PERO DEL LIMOSNERO PARA ABAJO LO ÚNICO INDISPENSABLE ES TAPAR EL GUADALAAMEDINA, PARA QUE MÁLAGA QUEDE BIEN COMUNICADA Y ORGANIZADA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada