martes, 30 de diciembre de 2014

EL PSOE DESPRECIA A LOS MALAGUEÑOS


Desde que elegimos alcalde democráticamente, el PSOE no ha presentado JAMÁS A UN MALAGUEÑO como candidato a alcalde de Málaga.
Las órdenes con las que Alfonso Guerra no sentenció, junto con lo ocurrido con Julián Sesmero, explican esa sinrazón que NADIE EN ESPAÑA ACEPTARÍA.
Cuando el PSOE comenzó a quitarnos empresas e instituciones a Málaga para dárselos a Sevilla, unas de las principales emisoras de España era Radio Juventud de Málaga, luego Radiocadena Málaga. Como los envidiosos sevillanos no podían soportar la relevancia de esa emisora MALAGUEÑA, decidieron minimizarla hasta volverla aldeana. Pero era la emisora de donde salieron el propio Sesmero, Mari Tere Campos, Domingo Mérida, Diego Gómez y otras muchas celebridades de la época. Para contener la ira de los malagueños, nombraron a Julián Sesmero director de Radiocadena para la región sometida a la junta, en Sevilla. Sesmero aguantó sólo un mes en Sevilla, porque no podía soportar lo que estaban haciendo con Málaga. Volvió echando leches. Por este caso, producido muy al comienzo del expolio de Málaga, el PSOE no se fía de presentar un malagueño a alcalde, porque les costaría mucho obligarle a continuar traicionando a la ciudad, como hizo Aparicio durante 16 años.
Aparicio, un madrileño-leonés-catalán, que ni siquiera conocía Málaga someramente cuando el PSOE lo “nombró” alcalde, puesto que llevaba aquí sólo tres años, pero encerrado en un universo tan autista como Carlos Haya, por lo que dijo muchísimas frase impresentables, como “yo no soy localista” según la orden del PSOE; ¿imaginan a un alcalde que no se apasione con la ciudad donde manda? Aparicio consideraba que Málaga no tenía que esperar más que ser una ciudad segundona y propugnaba públicamente que se convirtiera en una ciudad-dormitorio de la costa, como una gigantesca Palmilla. Seguramente fue él quien se comprometió con AEHCOS a que no hubiera en Málaga lugares de diversión, para que los capitalinos nos viésemos obligados a ir a los pueblos a gastarnos la pasta. El único candidato del PSOE nacido en Málaga, Martín Toval, sólo vivió aquí pocos años de su adolescencia y toda su vida ejerció y se sintió catalán, puesto que hasta catalanizó su nombre, según figuraba en sus tarjetas personales.

NINGUNA CIUDAD ESPAÑOLA TOLERARÍA SER DISCRIMINADA EN SU PROPIO AYUNTAMIENTO, TAL COMO HACE EL PSOE EN MÁLAGA.

Ahora, el PSOE nos propone a la gaditana María Gámez, que vive en Mijas y afirman en el ayuntamiento que jamás asiste a las comisiones que le corresponden, porque seguramente le resultará molesto tener que desplazarse tanto desde Mijas. Ahí tiene que residir la clave de por qué desbarra tantísimo: Como no conoce Málaga, tiene que reunir a pelotaris y si, por ejemplo, una militanta le dice que necesita una papelera a la puerta de su casa, Gámez convoca una rueda de prensa para reclamar que Málaga necesita papeleras, cuando tenemos más de la cuenta, puesto que hay rincones con tantas, que hasta molestan.

Colaboraciones, sugerencias y preinscripciones, CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA, malagaviva@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada