miércoles, 24 de octubre de 2012

DOS CUADROS DE PICASSO EN UNO



Sólo contaba 20 años cuando Picasso pintó 'Mujer planchando'. Pocos podían imaginar entonces lo que esta obra escondía: detrás de la mujer se perfila un hombre.
Todo apunta a que se trata de un lienzo 'reutilizado'. En aquella época, muchos artistas pintaban sobre telas antiguas y, por lo que evidencian las pruebas, Picasso no fue una excepción. Según los analistas, el pintor, en primer lugar, dio forma a un hombre con bigote. Años después, volvió la tela del revés y pintó sobre él a una mujer planchando.
El fantasma del hombre que escondía la obra fue detectado por primera vez con una cámara infrarroja en 1989. 'Mujer planchando' fue limpiada y restaurada recientemente por el Museo Guggenheim y está ahora en exhibición en el marco de la exposición 'Picasso Blanco y Negro'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada