domingo, 19 de junio de 2011

PARA QUE MÁLAGA PUEDA DEFENDERSE DE MANERA EFECTIVA, DEBEMOS DEJAR DE PAGAR IMPUESTOS A LA JUNTA

Desde que la junta sevillana se posicionó como dominadora de Málaga, los abusos no tienen fin. Durante muchos años, venían los burócratas sevillanos a Málaga para llevarse organismos y oficinas radicados aquí.

Desmantelaron nuestra trama institucional y nos dejaron como una comunidad insignificante. Somos la sexta mayor ciudad de España, pero hay doce PEQUEÑAS capitales que son mucho más relevantes institucionalmente que nosotros porque son capitales autonómicas.
En el colmo de las paradojas, en estos momentos Melilla es mucho más significativa en la prelación del Estado que Málaga.
MÁLAGA ES LA MAYOR CIUDAD EUROPEA SIN SIGNIFICADO INSTITUCIONAL ALGUNO.

Mientras, Málaga está trufada de quintacolumnistas a favor de la preponderancia Sevillana y en contra de nos quejemos. Uno de los más perjudiciales quintacolumnista es la Diputación Provincial.

Málaga necesita con urgencia más de diez mil atraques náuticos, pero la junta nos impide sistemáticamente que construyamos un gran puerto turístico.

Málaga necesita espacios donde crecer, pero el ochenta por ciento del municipio es un parque protegido. Apenas hay algunos terrenos donde construir más allá de las rondas. Pero la junta nos trata como una decadente reserva de indios y nos impide ir más allá de las rondas. ¿Debemos invadir y eliminar la fértil Hoya de Málaga.

Málaga, encajonada entre montañas y el mar, como Hog Kong, necesita crecer hacia arriba. Pero la junta sevillana nos impide construir rascacielos, para situarnos a la altura del rampante pueblerinismo sevillano.

Contra el salto de las rondas y contra los rascacielos, esgrime la junta sevillana razones ecologistas. ¿Es más ecológico llenar de construcciones la ubérrima Hoya de Málaga que urbanizar unas franjas de colinas peladas?

Queda claro que la junta lo que pretende es que Málaga no pueda crecer. En la actualidad, Málaga es urbanísticamente mucho menos interesante que ciudades más pequeñas, como Alicante.

Los malagueños somos los últimos en dotaciones de toda Andalucía y nuestros universitarios son los peor dotados de Andalucía y España!!!

Ante tantas agresiones, no tenemos mejor arma que la INSUMISIÓN FISCAL. Debemos dejar de pagar los impuestos a la junta, ingresándolos donde nos diga un juez, y recuperar con urgencia la autonomía malagueña robada el 28 de febrero de 1980.

INSUMISIÓN FISCAL DE MÁLAGA LIBRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada