lunes, 28 de marzo de 2016

ESTAMOS EN GUERRA

Si usted lee el periódico a diario y todavía no se ha dado cuenta de que estamos en guerra, sufre miopía muy grave.Imaginen que antes de comenzar las batallas, hubieran conseguido meter el Caballo de Troya dentro de la fortaleza. Troya hubiera perdido antes de comenzar a pelear.

Europa, caritativa, endiosada y embarcada en su proyecto de imposibilitar las guerras, está favoreciendo una guerra definitiva, que perderá. Hemos acogido y aceptado millones de caballos de Troya, de manera que tenemos la guerra perdida mucho antes de que comprendamos que la guerra comenzó hace unos cuantos años. Acogemos, protegemos y mimamos a millones de musulmanes, de los que las ong dicen que hay que “respetar sus costumbres”, pero sin que les exijamos las pruebas más elementales de que asimilan las nuestras ni de su buena fe. Es inconcebible, porque a ellos les enseñan desde niños que poseen la verdad absoluta, que los europeos somos muy malos, que ellos conquistarán el mundo y que a los infieles (nosotros) hay que matarlos.


Así, no existe la menor posibilidad de que no nos hundamos en esta guerra hipócrita, vengativa e ignorante. Entre las familias más “occidentalizadas” (como la de Bin Laden) surgirán perpetuamente individuos muy integrados, muy educados, muy discotequeros y hasta rockeros, que fatalmente aprenderán de urgencia cómo hacerse explotar con un cinturón asesino para morir matando cuanto más infieles (europeos) puedan.

Hay demasiados por todos lados. Intrigando, alimentando el odio en el que les han instruido a causa de cada pequeña frustración de esas a todos nos ocurren.

¿Cómo se soluciona este problema REAL que todos niegan? NO PARECE POSIBLE QUE NADIE SE PLANTEE SIQUIERA QUE IMPOSIBILITAR LA GUERRA NOS SALVARÍA DE NUESTRO DESTINO INEVITABLE A MANOS DE MIL MILLONES DE ASESINOS SUBREPTICIOS:

LA RENDICIÓN Y LA CONSECUENTE DESAPARICIÓN DE EUROPA. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada