domingo, 3 de febrero de 2013

EL AMOR ES MÁS QUE SEXO


EL AMOR ES MUCHO MÁS QUE SEXO

Esta mañana, he topado por casualidad con un capítulo de una seria denominada “Gay love story OZ”. Se trata de la historia de amor entre dos condenados en prisión, ambos muy heterosexuales en la vida anterior. En prisión, como en cualquier situación de convivencia forzada, es natural que se manifieste la necesidad de amar a personas que no son las habituales.

Pero en esta serie cuentan que la necesidad de amar es muy superior y anterior al calentón del morbo. Porque es verdad que en las duchas de los internados o en las del ejército aparece a veces el impulso descontrolado de aliviarse sexualmente, que no es precisamente el de amar. Sin embargo, en una situación de aislamiento rodeado de conflictos, como la que describen en esta serie, es imposible que no surja de modo prevalente la necesidad de amar.
 
En esta serie cuentan muy bien ese hecho. Los actores Lee Tergesen y Christopher Meloni interpretan de modo más que convincente tal circunstancia. Esta pareja nos revela en cada secuencia de la serie que se aman, pero que lo hacen no sólo por encima de las convenciones y las terribles situaciones que viven, sino también por encima del impulso erótico. Sobre todo Meloni, es conmovedor.

Viendo ese vídeo, he temblado y llorado. Y he recordado. El amor es mucho más que sexo; esto es obvio para quienes lo experimentan, pero no parece estar tan claro entre los pensadores y filósofos. La necesidad de amar puede derivar, y de hecho deriva, en encuentros sexuales, pero no es la búsqueda del orgasmo lo que cuenta, al menos en principio. Lo que uno siente cuando ama con toda su intensidad, no es precisamente el deseo sexual, sino una necesidad imperiosa de posesión; introducirse en el pecho del otro; devorarlo como en el bolero, porque es precisamente ese impulso casi caníbal el que predomina.
 
Te quiero y te quiero en mí. Deseo tu cuerpo pero sólo porque quiero apoderarme de tu alma. Te quiero tanto, que sólo me satisfará que nos fundamos el uno en el otro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada