jueves, 20 de octubre de 2011

Exclusión del corredor. MÁLAGA NO TIENE QUIÉN LA DEFIENDA



Resulta evidente que Pepiño, desde su reunión con Griñán en Antequera, se la tiene jurada a Málaga. Pretendió que le pagásemos más de 70 millones por el Campamento, que es nuestro, y ahora ha convencido a la Unión de que el Mediterráneo está en el Guadalquivir.

Málaga lleva sufriendo 30 años de prevaricaciones ininterrumpidas, y ahora parece que queremos echarnos en mano de un señorito inveterado. Todavía no hemos comprendido que casi todos los políticos defienden antes que nada su sueldo y sus privilegios y sólo en segundo lugar lo que les corresponde constitucionalmente defender. Ningún político de Málaga, dependiente de un jefe que ordene y mande en Sevilla, mostrará la gallardía debida (dimisión) en la defensa de nuestros intereses.

Sufrimos un antialcalde durante 16 años que nos desplumó de instituciones y sinergias. Ahora, sufrimos un chocheamiento clasista, que pavimenta con lujos asiáticos espacios que no lo necesitan, mientras Málaga es sepultada por capas y capas de inmundicia.

Tras la heroicidad en auxilio de la fragata Gneisenau, parece que los malagueños hubiésemos poerdido toda capacidad de ir juntos y unidos en la dirección conveniente. Reaprendamos asociarnos , con humildad y solidaridad, sin dejar de preguntarnos qué ciudad vamos a dejar en herencia a nuestros hijos.

NUESTRAS NECESIDADES NOS OBLIGAN. Démonos cuenta de que vivimos un grave momento histórico.

Ante nuestros hijos, nietos, familiares y amigos, tenemos la obligación de encontrar nuestros caminos. UNO DE LOS POCOS CAMINOS POSIBLES DE MÁLAGA PASAN POR LA CREACIÓN DE UNA UNIÓN ELECTORAL ANTE EL 20-N. Sólo un grupo que no defienda otra cosa que Málaga puede hacer algo por Málaga en esta aciaga hora de la historia

Si escribís más de 100 a

jlmgvc@gmail.com

INsCRIBIREMOS A TIEMPO LA UNIÓN DE ELECTORES “MÁLAGA POR SÍ"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada