martes, 24 de junio de 2014

LA GRAN FIESTA DE MÁLAGA QUE SE CARGÓ EL PSOE


LA GRAN

FIESTA DE MÁLAGA

QUE SE CARGÓ EL PSOE

Pedro Aparicio obedeció siempre a rajatabla la orden de Alfonso Guerra de acabar con Málaga. No sólo facilitó la expropiación de todas nuestras instituciones, organismos y empresas para llevarlas a Sevilla, sino que también le metió mano a las tradiciones.  Eliminó nuestra Fiesta Mayor de 1.700 años de antigüedad y persiguió los Júas, la única fiesta que Málaga no ha copiado a nadie y que celebraba por todos los barrios. Aparicio persiguió con saña a los transportistas de la estación, que hacían el júa más grane y célebre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada