jueves, 15 de diciembre de 2011

El convento de San Andrés albergará un museo de arquitectura y diseño

El Ayuntamiento prevé llegar a un acuerdo con un grupo promotor para que rehabilite el edificio y lo convierta en un centro cultural


CRONOLOGÍA
1999. El entonces concejal de Urbanismo, Francisco de la Torre, evita 'in extremis' la demolición del convento, que fue autorizada por el Ayuntamiento a sus propietarios sin tener en cuenta de qué edificio se trataba. Ese mismo año, la Junta abre el expediente para catalogar el convento y la iglesia del Carmen como monumentos.
2001. El Consistorio inicia los trámites para transformar lo que queda del convento en un equipamiento de ciudad, pero el edificio sigue sumido en el abandono.
2006. La demolición de una construcción colindante provoca el derribo de parte del convento. La Junta pide al Ayuntamiento que tome medidas para frenar su deterioro. En ese momento ya es de propiedad municipal.
2007. El equipo de gobierno anuncia que hará obras de urgencia para mantener lo que queda del convento.
2009. Nueva inyección de dinero -ya van casi 400.000 euros en total- para mantener en pie los pocos muros que quedan del desaparecido cenobio carmelita con el objetivo de que albergue un museo sobre la figura del general José María Torrijos.


La recuperación del antiguo cenobio carmelita lleva más de una década aparcada
El antiguo convento de San Andrés, junto a la iglesia del Carmen, en el Perchel, o mejor dicho lo que queda de él, ya tiene un destino más o menos concreto después de más de una década, el tiempo que lleva pendiente la recuperación de este histórico inmueble, que llegó a ser uno de los cenobios carmelitas más importantes de toda la Península. En él paso sus últimas horas de vida el general José María Torrijos, antes de ser fusilado en la cercana playa de El Bulto el 11 de diciembre de 1831. El equipo de gobierno municipal ha decidido que albergue el Museo de Arquitectura y Diseño Contemporáneo (MAD), un proyecto promovido por el grupo inmobiliario ImNova que mostrará autores y obras emblemáticas de la arquitectura y el diseño desde finales del siglo XIX hasta la actualidad mediante fotografías, planos, dibujos, maquetas, objetos y medios audiovisuales e interactivos. «Abarcará trabajos realizados por autores españoles y extranjeros, tanto de obras realizadas en España como en el mundo», señala el citado grupo promotor en su web.
Fuentes municipales explicaron que la intención del Ayuntamiento, propietario de la parcela, es suscribir un protocolo con este grupo para crear una especie de fundación sin ánimo de lucro que sirva para impulsar este proyecto. La idea del Consistorio es que sean estos privados los que lleven a cabo las obras de rehabilitación del edificio en función de un diseño que saldrá de un concurso de ideas, según se especifica en una respuesta del equipo de gobierno a una pregunta sobre este asunto del grupo de Izquierda Unida, que llevará al pleno de este mes una moción para exigirle que vele por el mantenimiento de lo que queda en pie y ofrezca «una solución definitiva al abandono del convento».
Usos complementarios
La actual situación económica supone un handicap a la hora de dejar la recuperación del convento en manos privadas. No obstante, los responsables municipales confían en que la actuación pueda salir adelante y en un futuro próximo sea una realidad tanto el MAD como un centro de interpretación sobre la figura del general Torrijos y un equipamiento de barrio, que también se habilitarán en el lugar. Sobre este equipamiento se ha planteado la posibilidad de que sea cedido total o parcialmente a la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen Coronada.
Según se indica en la citada respuesta de la Gerencia Municipal de Urbanismo a IU, los trabajos desarrollados hasta ahora en el lugar para preservar los restos del convento -valorados en total en casi cuatrocientos mil euros- «han permitido eliminar todos los escombros acumulados, y dejar limpias y despejadas las estancias que se mantienen del conjunto. Ello ha posibilitado el levantamiento de los planos del estado actual, de los que se carecía y que eran imprescincibles para cualquier actuación de rehabilitación».
De toda esta trayectoria se deduce que la recuperación de este histórico espacio para la ciudad no ha sido una prioridad para el equipo de gobierno municipal. De hecho, según se relata en la respuesta a IU, el alcalde, Francisco de la Torre, envió el año pasado una carta a la Consejería de Cultura para proponerle que se hiciera cargo de la rehabilitación del convento, «estando dispuesto el Ayuntamiento a que el mismo pasase a propiedad de la Junta de Andalucía», detalla la contestación de Urbanismo. Sin embargo, Cultura contestó igualmente por escrito rechazando esa opción.
Historia
El desaparecido convento de los carmelitas descalzos en Málaga data de finales del siglo XVI. De las primitivas dependencias que en su día conformaban la amplia estructura del edificio -iglesia, patio, refectorio, huertas, cementerio, y zonas privadas-, hoy se conservan únicamente la iglesia (que se mantiene como parroquia), el claustro y parte de una galería que pudo ser el refectorio, aunque muy deteriorados.
La Desamortización supuso en 1835 la exclaustración de los monjes, si bien el convento se libró de la total destrucción y continuó en pie. En 1931, los incendios y saqueos provocaron la pérdida irremisible del patrimonio artístico de la iglesia y demás dependencias, a la par que se modificaron en parte las dimensiones de los terrenos en los que se ubica el convento. En 1944 hubo un intento por recuperar el edificio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada