miércoles, 28 de marzo de 2012

Guadalteba busca en la Sima de las Palomas al último neandertal


28.03.12 - 01:39 -
CARMEN MARTÍN cmblanco@diariosur.es

Investigadores españoles y alemanes también analizan la Cueva de Ardales para localizar y datar sus posibles asentamientos

LAS TÉCNICAS
Escáneres. Se emplean escáneres para estudiar la cavidad, los grabados y las pinturas que permiten obtener una visión en 3D e incluso pueden captar líneas que el ojo humano no ve. Son empleados por primera vez en España y hacen en dos días el trabajo de varios años.
Otras. Se emplea un pequeño helicóptero con cámara fotográfica o térmica para hacer mapas y técnicas de datación con muestras de polen, Carbono-14, termoluminiscencia y OSL, entre otras.


Un equipo de investigadores alemanes y españoles ha puesto sus ojos en dos yacimientos arqueológicos de la comarca de Guadalteba en los que están aplicando nuevas tecnologías para analizarlos. Así, están actualmente investigando la Cueva de Ardales y la Sima de las Palomas de Teba, en esta última ni más ni menos están intentando hallar testimonios de los últimos neandertales.
El director del Neanderthal Museum de Alemania, Gerd-Christian Weniger, explica que el interés de su institución en la Sima de las Palomas de Teba se debe al gran debate de los últimos 20 años sobre la presencia de neandertales en el sur de la Península Ibérica después de su supuesta extinción en el norte, algo que ocurrió entre hace 40.000 y 50.000 años. No en vano se han encontrado huesos de neandertales posteriores en la cueva de Zafarraya (Alcaucín), en cuevas de Gibraltar y en la Carihuela de Piña, en Granada. «La Sima de las Palomas puede ser un yacimiento clave para ver esta situación, ya que tenemos aquí una cronología bastante larga de neandertales», explica Weniger.
El objetivo de la investigación en esta cavidad perteneciente al complejo kárstico de las Palomas de Teba es hacer una cronología exacta y conocer los cambios climáticos que hubo en la zona. La hipótesis con la que trabaja el equipo interdisciplinar es que en la Sima de las Palomas pudieron existir neandertales incluso posteriores a los que ya se han localizado en el sur de la Península, explicó el catedrático de la Universidad de Cádiz, José Ramos. La Sima de las Palomas de Teba es además un yacimiento de reciente descubrimiento formado por una oquedad vertical en la tierra de unos ocho metros de profundidad en la que pueden verse perfectamente los distintos sedimentos a lo largo del tiempo. No en vano, en 2002 de la mano del arqueólogo del Consorcio Guadalteba, Javier Medianero, se comenzó a investigar en la sima. En esos primeros trabajos se hallaron lascas, muescas, raederas, denticulados, restos de fuego y huesos de animales que podrían haber sido usado por los neandertales. La hipótesis es que la cronología de la sima abarca desde hace 120.000 años hasta el pleistoceno superior e incluso podría haber ocupación en el pleistoceno medio.

Cueva de Ardales
En la Cueva de Ardales los mismos investigadores tratan de averiguar la existencia de más puertas de entrada a la cavidad y la cronología y localización exacta de posibles asentamientos en el Paleolítico. Tanto en uno como en otro yacimiento el proyecto de investigación sobre el terreno comenzó en septiembre del año pasado y tras una parada ahora se están haciendo nuevos estudios de campo para poner en común las conclusiones en julio, explicó el director de la Red Patrimonio Guadalteba, Pedro Cantalejo.
De esta manera la comarca de Guadalteba se ha convertido en un laboratorio para el estudio de la Prehistoria, en el que por primera vez en el mundo se están aplicando tecnologías de última generación a este tipo de investigaciones enmarcadas en el denominado 'Proyecto Guadalteba', que permitirá abrir nuevas vías de investigación futuras sobre el mundo de la Prehistoria en el conjunto de la Península Ibérica. Así se estudian los modos de vida de las sociedades, la flora, la fauna y el terreno con nuevas tecnologías poco invasivas y de gran rendimiento como escáneres para analizar la cavidad, los grabados y las pinturas -que incluso detectan líneas que el ojo humano no ve- e incluso un pequeño helicóptero al que se le puede poner una cámara fotográfica o térmica para hacer mapas.
En las investigaciones trabajan una veintena de expertos alemanes y una docena de españoles y entre las instituciones que conforman el equipo gestor destacan la dirección del Neanderthal Museum de Alemania, la Universidad de Cádiz, el Consorcio Guadalteba, el Grupo de Acción Local Guadalteba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada